El samurai


Cerca de Tokio vivía un gran samurai ya anciano, que se dedicaba a enseñar a los jóvenes.

A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación.

Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.

El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Con la reputación del samurai, se fue hasta allí para derrotarlo y aumentar su fama.

Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el desafío.
Juntos, todos se dirigieron a la plaza de la ciudad y el joven comenzaba a insultar al anciano maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió en la cara, le gritó todos los insultos conocidos -ofendiendo incluso a sus ancestros-. Durante horas hizo todo por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible. Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.

Desilusionados por el hecho de que el maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:

-¿Cómo pudiste, maestro, soportar tanta indignidad? ¿Por qué no usaste tu espada, aún sabiendo que podías perder la lucha, en vez de mostrarte cobarde delante de todos nosotros?

El maestro les preguntó: -Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo aceptan, ¿a quién pertenece el obsequio?

-A quien intentó entregarlo- respondió uno de los alumnos. - Lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos -dijo el maestro-.

Cuando no se aceptan, continúan perteneciendo a quien los llevaba consigo

9 comentarios:

Solcito dijo... @ 17 de mayo de 2008, 23:02

Una muy buena reflexión.

Oidos sordos a palabras necias...

Saludos

ave fénix dijo... @ 18 de mayo de 2008, 15:53

Preciosa historia :)
Un beso guapetón.

@ngelito dijo... @ 18 de mayo de 2008, 16:18

solcito hablamos el mismo idioma. :-)

ave fénix una historia con un buen mensaje, del que todos debemos tomar nota.

Un beso

Ricardo Baticón dijo... @ 19 de mayo de 2008, 19:37

que buena teoría, me ha encantado:
"Cuando no se aceptan, continúan perteneciendo a quien los llevaba consigo"... menos luchas y guerras habría en el mundo si se tuviera la PACIENCIA de aplicar esa reflexión. Pero me temo que los humanos tenemos sangre demasiado caliente y ante un insulto o provocación reaccionamos como un resorte sin pararnos a pensar algo así. Muy bueno.

@ngelito dijo... @ 20 de mayo de 2008, 11:18

Ricardo Baticón
Si que es cierto que muchas veces cuando nos atacan respondemos del mismo modo, y eso es erróneo, pero es que muchas veces perdemos el control. Lo ideal es observarse ante esa sensación de reaccionar de un modo poco coherente ante tal situación y controlar ese arrebate de venganza.

Saludos.

Ana dijo... @ 20 de mayo de 2008, 18:48

La verdad es que habia leido una historia parecida hace poco, pero siempre es bueno tenerlo en cuenta. Un saludito Angelito!

@ngelito dijo... @ 20 de mayo de 2008, 21:12

ana
Hay que intentarlo, aunque nos cueste, porque es bueno para nosotros mismos evitar cualquier arrebato de rabia. Hay que mantenerse inmune ante cualquier ataque semejante. Un beso.

fire dijo... @ 29 de mayo de 2008, 21:49

hacia mucho tiempo que un blog no me sorprendia tanto..
este blog es genial...
te lo digo..si aun no te lo dije..
mis felicitaciones mas sinceras...
no solo me gustas ami...sino ami hija....

te hemos leido buena parte de la tarde..
un beso

@ngelito dijo... @ 29 de mayo de 2008, 22:45

fire
Gracias por los elogios, me anima mucho leer tus sinceras palabras. Me dejas sin palabras para expresar cuanta ilusión me hace saber que mi espacio sirve para algo y que gusta a algunas personas. Yo visito el tuyo también, me gusta mucho lo que escribes y lo tienes muy bien decorado. Un beso, sigue así...

Publicar un comentario

 

Cuanto más indefensa sea una criatura, más derecho tiene a que el hombre la proteja de la crueldad humana. Mahatma Gandhi
El hombre es en verdad el rey de todos los animales, pues sus crueldades sobrepasan a las de estos. Leonardo Davinci
El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales. Schopenhauer
La grandeza de una nación puede conocerse por el modo en que se trata a sus animales. Gandhi
Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano. Leonardo Davinci
Para los animales todos los humanos somos nazis y toda la vida un eterno Treblinka. Isaac Bashevis Singer
La vida es muy peligrosa; no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. Albert Einstein
El racista viola el principio de igualdad al dar un peso mayor a los intereses de los miembros de su propia raza, cuando hay un enfrentamiento entre sus intereses y los de otra raza. El sexista viola el mismo principio al favorecer los intereses de su propio sexo. De un modo similar, el especista permite que los intereses de su propia especie predominen sobre los intereses "esenciales" de los miembros de otras especies. El modelo es idéntico en los tres casos. Peter Singer
El hombre puede vivir y estar sano sin que tenga que matar animales para alimentarse. Si come carne se hace culpable del asesinato de los animales, sólo para dar gusto a su propio paladar. Tolstoi
Mientras los hombres sigan masacrando a sus hermanos los animales, reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz, ni el amor. Pitágoras
Los animales existen en el mundo por sus propias razones. No fueron hechos para el ser humano, del mismo modo que los negros no fueron hechos para los blancos, ni la mujer para el hombre. Alice Walker
La gente dice con frecuencia que los humanos siempre han comido carne, como si ésta fuera una justificación para continuar la práctica. De acuerdo con esta lógica, no deberíamos tratar de evitar que la gente mate a otra gente dado que esto también ha sucedido desde el comienzo de los tiempos. Isaac Bashevis Singer
Los amigos de los animales: primero acarician a la ovejita, después se la comen frita; primero insultan al pescador, después se comen la trucha al horno. A los cazadores no los quieren, pero el corzo frito sí. Karlheinz Deschner
Mi punto de vista es que todos aquellos que estamos a favor de los animales dejemos totalmente el consumo de carne y también hablemos en contra de él. Albert Schweitzer
La anonimidad de nuestras víctimas del reino animal es lo que nos hace sordos a sus gritos. Luis Rinser
Hay de hecho, sólo dos categorías de científicos que no se oponen a la vivisección: aquellos que no saben suficiente de ella, y los que obtienen dinero de ella. Dr. Werner Hartinger
Las conclusiones obtenidas de la experimentación con animales, cuando se aplican a las enfermedades humanas, conducen a un retraso del progreso, confunden, y perjudican al paciente. Dr. Monelm A. Fadall
Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo. Abraham Lincoln
Cuando un hombre tortura animales en los laboratorios viviseccionistas se lo llama científico, cuando un activista vegano libera a los animales torturados se lo llama ecoterrorista. Luciano Bonfico