Como reaccionamos ante las dificultades

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: "Querida, ¿Qué ves?"; "Zanahorias, huevos y café" fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: - "¿Qué significa esto, padre?" Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. "¿Cuál eres tú, hija?, Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?", le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido? ¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea. Esparces con tu fuerza y positivismo el "dulce aroma del café".

¿Y tú?, ¿Cuál de los tres eres?

11 comentarios:

MaRuLaNdIa dijo... @ 27 de octubre de 2008, 3:07

Lo admito a veces soy un huevo duro y fuerte cuando las cosas se ponen dificiles muy poco lo se controlar es complicado ser el cafe al menos que no sea mi situacion la que me afecte... puedo ayudar a los demas .. saludos Angelito mucho tiempo sin leerte y como siempre leo y veo cosas positivas un beso

Nina Maguid dijo... @ 27 de octubre de 2008, 9:39

Es muy bonito. Yo en general soy un caracol, que cuando el agua se va calentando hace lo posible por escapar. Si me ponen la tapadera puedo ser zanahoria o huevo. Pero trataré de ser café aunque sea una vez.

:)

@ngelito dijo... @ 27 de octubre de 2008, 9:43

marulandia, supongo que tod@s pasamos en algún momento de nuestra vida por uno de los tres, no crees? besitos

nina, un caracol? jejeje, no lo habia pensado yo... :-P
Me gusta eso de "Trataré de ser..." siempre con la cabeza alta y afrontando todos los obstáculos, ser fuerte... besos

marea@ dijo... @ 27 de octubre de 2008, 9:53

Da q pensar... todos somos alguno de esos elementos en algún momento de nuestra vida.

Un abrazo. Marea@

@ngelito dijo... @ 27 de octubre de 2008, 9:58

marea@, opino como tú. Lo importante es darse cuenta de ello y siempre estar con los pies sobre la Tierra. Saludos

Ana dijo... @ 27 de octubre de 2008, 11:20

La verdad es que no se.. es un bonito cuento pero como bien dices aplicable a la realidad... a mi me gusta ser como el café, intentar contagiar lo que tengo e intentar ser siempre positiva.. aunque algunas veces no sabes como serlo.
Un beso!

@ngelito dijo... @ 27 de octubre de 2008, 11:35

Ana, ser un@ mism@ es lo importante y hacer lo correcto. Contagiar positividad es un don muy valioso, no lo pierdas. Besos

Nina Maguid dijo... @ 27 de octubre de 2008, 15:39

@ngelito, en la Cocina te he dejado una receta vegana que está para chuparse los dedos, espero que te guste.

beso

SILVIA dijo... @ 27 de octubre de 2008, 19:15

creo que soy como el grano de cafe, ante los problemas trato de encontrar una solucion pero a aveces reaciono como una zanahoria muy debil
que tengas un buen comienzo de semana besos

RICARDO BATICÓN dijo... @ 28 de octubre de 2008, 22:19

Precioso cuento relato,@ngeliton pero muy-muy ´difícil de saber quiénes somos... o cómo somos... Me imagino que todos somos una mezcla de las tres... nunca sabemos cómo vamos a reaccionar ante una muerte, un imprevisto de dureza... Lo ideal lo del grano de café... reaccionar con positividad... pero a la vez la vida te va haciendo duro... Una mezcla de los tres, creo yo...

Saludos!

@ngelito dijo... @ 29 de octubre de 2008, 10:22

Nina, gracias por la receta. En cuanto pueda me pongo con ella y te cuento. No hay nada como cocinar cosas ricas y que no contengan nada animal. Besos cocinera...

Silvia,siempre hay que tratar de encontrar soluciones y abrir puertas, ya que en este mundo estamos para aprender de todo lo que nos encontremos a nuestro paso. Suerte y que pases un buen día. Besos

Ricardo, Difícil pero no imposible, jejeje. Tenemos que mirar dentro de nosotr@s mism@s. La soledad buscada ayuda mucho... Y como dices bien, la mezcla de tres, creo que es inevitables por los obstáculos que encontramos, pero con el tiempo seguramente tiendas a escoger una de ellas que será con la que afrontes la vida. Saludos

Publicar un comentario

 

Cuanto más indefensa sea una criatura, más derecho tiene a que el hombre la proteja de la crueldad humana. Mahatma Gandhi
El hombre es en verdad el rey de todos los animales, pues sus crueldades sobrepasan a las de estos. Leonardo Davinci
El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales. Schopenhauer
La grandeza de una nación puede conocerse por el modo en que se trata a sus animales. Gandhi
Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano. Leonardo Davinci
Para los animales todos los humanos somos nazis y toda la vida un eterno Treblinka. Isaac Bashevis Singer
La vida es muy peligrosa; no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. Albert Einstein
El racista viola el principio de igualdad al dar un peso mayor a los intereses de los miembros de su propia raza, cuando hay un enfrentamiento entre sus intereses y los de otra raza. El sexista viola el mismo principio al favorecer los intereses de su propio sexo. De un modo similar, el especista permite que los intereses de su propia especie predominen sobre los intereses "esenciales" de los miembros de otras especies. El modelo es idéntico en los tres casos. Peter Singer
El hombre puede vivir y estar sano sin que tenga que matar animales para alimentarse. Si come carne se hace culpable del asesinato de los animales, sólo para dar gusto a su propio paladar. Tolstoi
Mientras los hombres sigan masacrando a sus hermanos los animales, reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz, ni el amor. Pitágoras
Los animales existen en el mundo por sus propias razones. No fueron hechos para el ser humano, del mismo modo que los negros no fueron hechos para los blancos, ni la mujer para el hombre. Alice Walker
La gente dice con frecuencia que los humanos siempre han comido carne, como si ésta fuera una justificación para continuar la práctica. De acuerdo con esta lógica, no deberíamos tratar de evitar que la gente mate a otra gente dado que esto también ha sucedido desde el comienzo de los tiempos. Isaac Bashevis Singer
Los amigos de los animales: primero acarician a la ovejita, después se la comen frita; primero insultan al pescador, después se comen la trucha al horno. A los cazadores no los quieren, pero el corzo frito sí. Karlheinz Deschner
Mi punto de vista es que todos aquellos que estamos a favor de los animales dejemos totalmente el consumo de carne y también hablemos en contra de él. Albert Schweitzer
La anonimidad de nuestras víctimas del reino animal es lo que nos hace sordos a sus gritos. Luis Rinser
Hay de hecho, sólo dos categorías de científicos que no se oponen a la vivisección: aquellos que no saben suficiente de ella, y los que obtienen dinero de ella. Dr. Werner Hartinger
Las conclusiones obtenidas de la experimentación con animales, cuando se aplican a las enfermedades humanas, conducen a un retraso del progreso, confunden, y perjudican al paciente. Dr. Monelm A. Fadall
Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo. Abraham Lincoln
Cuando un hombre tortura animales en los laboratorios viviseccionistas se lo llama científico, cuando un activista vegano libera a los animales torturados se lo llama ecoterrorista. Luciano Bonfico